Espiritualidad.

 

Creo interesante hacer hincapié sobre el término espiritual  o espiritualidad  que se utiliza mucho en el nuevo paradigma emergente que hoy en día  surge en nuestra sociedad. 

 

¿Qué es ser espiritual? , ¿ qué es realmente la espiritualidad? .   Para ello hago referencia a la explicación y descripción  realizada por RIcard Montseny  en su libro “ Integración cuerpo-mente desbloqueo psico-corporal  e  integración  personal  donde lo define y explica muy bien.

 

 “Por desgracia, pocas personas comprenden qué es en realidad  < ser espiritual > y a menudo se confunde con lo religioso, se asocia a lo esotérico u oculto, se relaciona con el vegetarianismo, el yoga y la meditación, y si bien es verdad que estos aspectos de la vida son vías hacia la espiritualidad como muchas otras más, su posesión no indica forzosamente que la persona lleve una vida espiritual.

A nivel popular se suele creer que ser espiritual es meditar o hacer yoga, recluirse a un ,monasterio, ser vegetariano, negar la medicina oficial, entonar mantras o poseer <secretos iniciáticos> , vestir de una determinada manera, tener conocimiento esotéricos o metafísicos, ser muy religioso y devoto e ir a misa, considerar la materia, el cuerpo, el sexo, la comida o el dinero como cosas sucias a reprimir o pecados a suprimir, ser clarividente, médium o tener poderes psíquicos, huir de las responsabilidades de la vida cotidiana, negar los conocimientos, la mente y el intelecto, huir de lo objetivo, racional y material, pertenecer a una  órden  iniciática o escuela esotérica, seguir rituales y ceremonias, etc.

Es verdad que muchas veces una vida espiritual conlleva muchas veces el desarrollar ciertas capacidades que no tiene la mayoría, el alimentarse de otra manera, el adquirir mayor conocimiento, el practicar meditación etc., pero estas cosas no son necesariamente indicadores de que la persona sea espiritual. Entonces, que es realmente la espiritualidad?

 

En primer lugar, el desarrollo evolutivo consciente y la expansión voluntaria de la consciencia. En segundo, el sentimiento de unidad con todas las formas de vida, el respeto y la tolerancia hacia todos los seres, y a continuación una perspectiva universal de la vida y las cosas; entender el significado de la existencia en relación con los demás, con la naturaleza y con el universo; la comprensión de las causas que producen los efectos y , por último y sobre todo, la integración personal y la formación humana como personas, ¡ eso es en verdad ser espiritual ¡.

 

Esto quiere decir que los verdaderos indicadores en una persona que la señalan de ser realmente espiritual  es, ante todo, el grado de humanidad y de valores humanos que posee. La verdadera espiritualidad es aquella que se manifiesta y expresa en la vida diaria, en nuestro carácter, en nuestros valores humanos y en nuestros sentimiento de Unidad con todo lo que nos rodea. “

 

 

 

Cristina Mas Monteys

                                                                                                                                                                                    ARTÍCULOS