La técnica del túnel carpiano

 

En una publicación anterior, citamos la GRABACIÓN como técnica descubierta y aplicada por José Antonio Pascuas Rodríguez, en método terapéutico Senda.

Recordemos que en este innovador método terapéutico se utilizan muchas herramientas para trabajar: manos, técnica de la grabación o túnel carpiano, reflejo miotático defensivo (AR), símbolos, puntos de acupuntura, relaciones articulares, reflexoterapias varias, la palabra…

 
La historia ha dado siempre mucha importancia a las manos, ya que en ellas existen 2 chacras menores en sus palmas, considerándose esencial para los sanadores. A través de ellas fluye la energía y la podemos amplificar a través de la utilización de mudras o ciertos circuitos energéticos. Así, como la movilización de ciertas llaves, cada dedo encierra un significado profundo. Pero de esto ya hablaremos más llanamente en el próximo artículo.

La técnica del túnel carpiano es la síntesis de grandes saberes que están inscritos en las sabidurías antiguas; Kabbalah, numerología, mitología, medicina tradicional china, así como osteopatía y neurología actual… Esto nos permite articular la parte inconsciente autónoma con la parte consciente voluntaria volitiva facilitando una integración en la consciencia.

 

Esta técnica es vital y de gran importancia, con ella se crean nuevas sinapsis y circuitos neuronales que concretizan y actualizan el mapa arquitectónico cerebral de autoimagen, unificando e integrando en la unidad los diferentes planos o cuerpos que lo constituyen (físico, energético, emocional, mental y espiritual). Con todo ello, se establece una integración de los tres cerebros para crear un puente entre cuerpo-alma - espíritu. Todos sabemos que una de las principales causas de enfermedad es la falta de coherencia entre pensamiento-sentimiento- acción y por la falta de expresión de la consciencia.

Por lo tanto con la técnica del túnel carpiano, tal como indica la palabra túnel, nos lleva de la oscuridad a la luz. El hecho de poder atravesar la penumbra, que no es más que el integrar la dualidad interna en la que nos movemos diariamente, nos liberara de nuestros males, dolencias, las limitaciones creenciales, inercias emocionales, que nos desequilibran en todos los planos derivándonos hacia el dolor, la insatisfacción, tristeza, rabia, enfermedad… para ir  hacia la comprensión, equilibrio, armonía, amor.

En mtsenda (método terapéutico senda) esta técnica es un pilar sólido y esencial que se utiliza con un protocolo determinado que permite un trabajo holístico-integrativo. Que se enriquece y complementa con la medicina china, la medicina ayurvédica, el eneagrama, homotoxicología, tradición maya… y la transición del ego al alma.

 

El terapeuta que facilita una sesión de mtsenda es importante que tenga integrados estos y más conceptos para la efectividad del trabajo que es una llamada al despertar.  

 

 

Esperanza Pola Galé

                                                                                                                                                                            ARTÍCULOS