Reflexión  sobre el libro del “ TAO de la física”

 

En la vida leemos diversos  tipos de libros pero  siempre llega el día en que aparece  alguno que te deja una huella y  te hace pensar, reflexionar y replantear la visión sobre la Vida y el Universo. En mi caso uno de estos libros ha sido el “Tao de la Física”. Me gustaría compartir ciertos párrafos que me han llevado a la profundización interior.

 

 
Primero:    “Las interacciones de las partículas pueden ser interpretadas en términos de causa y efecto, solamente, cuando los diagramas espacio tiempo son leídos en una sola dirección. Ahora, si tomamos los esquemas cuatridimensionales, sin una dirección de tiempo definida, no hay ni ANTES ni DESPUÉS y por ello, no hay CASUALIDAD.
Así los místicos afirman que al trascender el tiempo, también trascienden el mundo de las causas y los efectos. Al igual que nuestros conceptos corrientes de espacio y tiempo, la CAUSALIDAD, es una idea limitada a una cierta experiencia del mundo (lineal, estructurado), y debe abandonarse cuando ampliamos la experiencia ordinaria del día a día.
El tiempo, el espacio y la causalidad, son como un cristal a través del cual se ve lo absoluto....en lo absoluto no hay tiempo, ni espacio, ni causalidad.
Las tradiciones orientales, muestran enseñanzas de cómo trascender la experiencia ordinaria del tiempo a sus seguidores, y así, liberarse de la cadena causa y efecto, es decir de la esclavitud del Karma.
En este punto el misticismo oriental y la física relativista, unifican criterios y nos liberan de la esclavitud del tiempo.”
 
Como vemos este párrafo me lleva a crearme varias preguntas: ¿sería una definición de sincronía? ¿Este sería el mundo de lo simbólico?, ¿entonces podemos trascender el Karma, aquí y ahora, basándonos en esta atemporalidad, donde ya no existe la causa y el efecto?
Segundo: “MASA DE UN CUERPO—la medición del peso, es la atracción que la gravedad ejerce sobre un cuerpo, también es la INERCIA de un objeto. (es decir su RESISTENCIA a la aceleración).  La energía contenida en una partícula es igual a su masa—la INERCIA no es una propiedad intrínseca en la materia, sino una medida de interacción con el resto del universo”.
 
En este segundo párrafo me inmersa  a una reflexión……Cuando hablamos de INERCIA, en nuestra praxis, ¿hablaríamos de la resistencia EGOICA (entendiéndose como “materia”), a fluir y a interaccionar con el resto del universo?
¿Podríamos llamar iluminación (ILUMINADO—ser que no se resiste al flujo de la vida, sino que continúa moviéndose con él), o tomas de conciencia entonces, a esos estados de no INERCIA, es decir de fluir y interaccionar con el resto del universo?
Según buda, todo nuestro sufrimiento en esta vida, surge al APEGARNOS, a las formas fijas, lineales, objetos, personas, en lugar de aceptar y fluir con este universo perfecto de interacciones.
 
 

 

Bien, aquí invito a interactuar y compartir con el lector sobre que le ha movido y que le ha sugerido estos párrafos presentados. 

 


Emilio Moreno Bautista.

                                                                                                                                                                          ARTÍCULOS