Calendario Maya

También llamado oráculo del encantamiento del sueño.

Nos coloca en armonía con el ciclo natural del tiempo que a fin de cuentas es retomarnos a nosotros mismos. Asumir el control de nosotros es, es realidad, sincronizarnos con la naturaleza, vivir acorde con el universo y ser congruentes con la frase: Como es afuera es adentro.


Como humanidad estamos siendo incongruentes con el tiempo y por ende también lo somos con nosotros mismos con nuestras relaciones y con la propia vida. Los Mayas, como otras culturas, sí vivían esta congruencia con el tiempo, sabían que el tiempo no es espacial, que te da oportunidad de crecer, aprender y ser mejor ser humano, gracias a la experiencia que tenemos en sincronía con el universo. Ellos veían la oportunidad que les daba el tiempo en el aquí y ahora para crecer.

El tiempo lo veían como una herramienta para evolucionar: el tiempo es evolución.

Los Mayas decían que el tiempo es orden y la más perfecta muestra se encuentra en el universo y aquí en la tierra se manifiesta en la naturaleza, que es la más absoluta, total, única, perfecta y maravillosa obra de arte; por ende, el tiempo es arte. El tiempo es orden, arte, belleza, sincronía y evolución.


La Ley del tiempo hace consciente lo que era inconsciente. Ayuda a sincronizarte con el interior y exterior de los ciclos naturales y por lo tanto brinda calma natural y energía ecualizada.

Viviendo en el tiempo natural, el aumento de la percepción de la armonía evolucionará hacia nuevos valores de simplicidad orgánica.

 

Nos conecta, sintoniza y orienta, para entender cómo cada día te afecta de forma diferente y así poder darle hoy significado a tu vida, preparándonos para dar nacimiento a un mundo nuevo en el cual todos podamos vivir y amar en paz, armonía y buena voluntad para todos.

 

De nosotros depende.


                                                                                                                                                                                              INICIO