Homeopatía o Ley de Similitud

Fue concebida a finales del siglo XVIII por Samuel Hahnemann (1755 - 1843).

Propuso la homeopatía como una alternativa más benigna y moderada a la medicina de la época, que estaba basada aún en la teoría de los humores hipocrática y utilizaba la sangría y la purgación como herramientas principales .

 

En concreto, propuso una aproximación holística a la salud a partir de los siguientes principios: la integración del individuo con la naturaleza, el equilibrio individual, la existencia de un "dinamismo vital" (que regeneraría de forma natural los daños causados por las enfermedades), la individualidad del organismo de cada persona (que exigiría por tanto un tratamiento individualizado), «lo semejante se cura con lo semejante» (similia similibus curantur) y la dilución extrema.


El concepto homeopático de la enfermedad  considera que la raíz del mal es espiritual (energético) en vez de físico, y que el malestar se manifiesta primero con síntomas emocionales (como ansiedad y aversiones), pasando a ser si no se tratan a tiempo síntomas mentales, conductuales y por último físicos

El sistema terapéutico consiste en tratar las enfermedades por medio de sustancias capaces de determinar una afección análoga la que se requiere combatir: similia.

 

La Ley de Similitud viene descrita por Hipócrates y su escuela, tras observar que existía una relación entre el poder toxicológico de una sustancia y su acción curativa. Para curar lo primero es no dañar, las mismas cosas que provocan el mal lo curan. Las enfermedades pueden ser curadas  por medio de medicamentos que tengan sus mismas propiedades. Similia similibus

 

El objetivo del terapeuta es tratar al enfermo y no a la enfermedad: el estado reaccional de la enfermedad es, en realidad, un estado de reacción del organismo que se expresa a nivel de síntomas y estos síntomas adquieren una individualidad característica de cada enfermo.

De esta primera ley se  desprenden dos conceptos:

a-  Dosis infinitesimales (ley del efecto inverso). Mediante la experimentación se observa cuanto más diluida es la dosis administrada, menor, es el efecto toxico de la medicación y mayor la potencia curativa: ley del efecto inverso.

b-   Dinamización: La dinamización del medicamento aumenta las propiedades terapéuticas de este.

 

Otro homeópata importante fue Korsakov, que en 1788 fue el primero en elaborar potencias altas. Fue el inventor del método de frasco único en la preparación de los medicamentos homeopáticos. Se trata de una técnica surgida en tiempos carenciales, que economizaba el coste y material de los remedios.

 

Constantino Hering se le conoce como el padre de la homeopatía norteamericana.  Aporto a la homeopatía la denominada Ley Hering que basa los mecanismos de curación en tres aspectos:

     La mejoría del dolor tiene lugar de arriba abajo

     Los síntomas desaparecerán en orden inverso a su aparición en el cuerpo. Por lo tanto el paciente re-experimentara los síntomas  en el proceso curativo.

  El cuerpo cura desde dentro hacia afuera, de arriba hacia abajo y de los órganos, mas vitales  a los menos vitales.

 

James Tyler Kent fue el precursor de la teoría de los grupos constitucionales homeopáticos de la escuela Unicista o Kentismo. Considera que el diagnostico de la enfermedad esta predeterminado por una tipología o tipo sensible, en la que se reúnen aspectos físicos y psíquicos de cada individuo, a los que les  corresponden remedios homeopáticos concretos (remedios de fondo o constitucionales) y que son prescritos a diluciones  muy altas.

 

Kent hizo una aportación interesante  a la ley de Hering: A medida que desaparecen los últimos síntomas aparecidos en la última enfermedad, van reapareciendo los síntomas de antiguas enfermedades suprimidas.

 

La evolución de las escuelas homeopáticas ha estado marcada por diversas corrientes hasta la actualidad, dividiéndose en tres  corrientes:

  •  Escuela Unicista: trata el enfermo-enfermedad desde una visión holística y sistémica. Basa el tratamiento en la utilización de un solo medicamento que reúna una similitud patogenésica física y psíquica con el paciente. Este remedio único (remedio de fondo) se  prescribirá hasta que no cese su efecto. Esta escuela es la que mas utiliza los repertorios homeopáticos.
  • Escuela pluralista: Se prescriben varios medicamentos, indicados según la sintomatología sea aguda o crónica. en la terapéutica puede combinar  remedios sintomáticos y constitucionales.
  • Escuela complejista: Se caracteriza por la utilización de fórmulas compuestas, con la ayuda de medicamentos sintomáticos o constitucionales. 

                                                                                                                                                                                             INICIO

                   Seguir SPAGYRIA-ALQUIMIA