Psicoanálisis

El Psicoanálisis es una práctica terapéutica fundada por el neurólogo Sigmund Freud a partir del cual, posteriormente se han desarrollado diversas escuelas de psicología profunda o de orientación dinámica y analítica. El psicoanálisis surgió a partir de una teoría propia elaborada por Sigmund Freud acerca de la histeria.

 

En nuestra mente existen contenidos psíquicos inconscientes que a través del psicoanálisis pueden ser interpretados y desvelados a través de la “transferencia “ que el paciente hace a su analista de su vida emocional y formaciones del inconsciente como son los sueños, lapsus, pensamientos, etc.) que favorecerá la resolución de conflictos internos que provocan angustia e impiden el buen funcionamiento en la vida cotidiana del analizado

En momentos clave del trabajo asociativo, el analista haría intervenciones para interpretar el material expuesto. En la descripción inicial de la técnica, este proceso no tendría más finalidad que rememorar (hacer conscientes) ideas o recuerdos de eventos que, por ser dolorosos, humillantes o simplemente intolerables para el sujeto, fueron reprimidos en el inconsciente. Trayendo todo este material reprimido a la conciencia se le haría perder su poder patógeno y los síntomas desaparecerían. Este proceso, sobre el papel sencillo, supone un esfuerzo intenso para el analizado, ya que, las mismas fuerzas que otrora posibilitaron la represión hacia el inconsciente de las ideas y recuerdos traumáticos, se opondrían virulentamente a que sean traídos a la conciencia, es decir, a ser recordados. Estas fuerzas que se oponen al avance de la terapia y mejoramiento del analizado son denominadas “resistencias”.


Dicha transferencia puede ser positiva o negativa. En la transferencia positiva, el psicoanalista puede convertirse en un objeto de deseo para sus pacientes. El mayor problema durante el análisis es la resistencia del yo a abordar los cambios producidos, lo que puede dar lugar a una transferencia negativa. El analista  atenderá con atención flotante y evitará juicios morales o de valor y no entregará satisfacciones sustitutas al analizado. 


                                                                                                                                                                                             INICIO

             Seguir  ANÁLISIS PSICOPOSTURAL